jueves, 10 de septiembre de 2015

Maculinidad versus feminidad como factores de influencia en la longevidad

Los hombres y mujeres con intereses "típicamente" femeninos, tienden a vivir mas tiempo que los hombre y mujeres con preferencias masculinas.


Ser mujer u hombre desde el punto de vista biológico se debe a la presencia de dos cromosomas sexuales que en el caso de las mujeres son los cromosomas llamados XX, y en el caso de hombres XY. Estos determinan nuestras características físicas y genitales y nos convierten en hombres o mujeres desde el nacimiento. Pero estos cromosomas no determinas muchas de las características sicológicas que forman parte de la personalidad que uno se forma.

Todos sabemos que cada uno tenemos preferencias, culturalmente influenciadas, que nos tienden a caracterizar, hombres y mujeres, con tendencias o preferencias masculinas o femeninas. Esto no tiene que ver con homosexualismo. Simplemente son intereses y tendencias que vamos desarrollando desde infantes y, sin saberlo, van influenciando que tanto viviremos.

Los estudios de Terman que iniciaron en el siglo pasado, tendieron a evaluar las preferencias de hombres y mujeres acorde con las costumbres norteamericanas de los años 50s.  Aun así las conclusiones del estudio siguen siendo validas.

Para dejar mas claro este punto, antes de proseguir, responden estas preguntas:

Si pudiese elegir tu carrera de nuevo, serías (responde con un si o un no cada opción):
  • ¿Un decorador/a de interiores?
  • ¿Trabajador/a social?
  • ¿Educador/a?
  • ¿Ingeniero/a mecánico/a?
  • ¿Inventor/a?
  • ¿Piloto?
Checa tu puntaje en la nota al pie de la página.



 Estas evaluaciones se aplicaron a los participantes en el estudio desde antes de 1950 en EUA.  Para sorpresa de todos, los hombres y mujeres con preferencia femeninas tendieron a vivir un poco más en promedio. Mientras que los hombres y mujeres con preferencias masculinas tendieron a vivir, obviamente, menos. ¿Cual era la razón?

El comportamiento masculino norteamericano estándar tiende a actividades de mayor riesgo, mayor consumo de cigarro, alcohol y enervantes y un cierto desdén por la confianza y cercanía personal e intima (no necesariamente sexual) con otros y otras.  Este patrón de conducta, tanto en hombres como en mujeres, genera un mayor numero de accidentes e incluso una mayor presencia de alteraciones mortales de salud asociados al consumo del tabaco o del alcohol. De hecho, las estadísticas de los últimos años lo confirman: a medida que las mujeres adoptan estos patrones de comportamiento masculino, sus estadísticas de muerte crecen.

El caso contrario son los hombres y mujeres con preferencias femeninas. Tienden a buscar mas la cercanía social intima y personal, buscan más el orden, tienden mas a buscar y pedir ayuda o consejo, hablan de si mismos con otros y desarrollan círculos de amistad mas estrechos.

Estas conclusiones se confirmaron al analizar el comportamiento y mortandad de los hombres y mujeres femeninas, cuando sus parejas fallecieron. Cuando esos sucedió, los hombres y mujeres femeninas tenían redes de apoyo mas amplias y buscaron ayuda en sus grupos de referencia social, esto hizo que sobrevivieran su perdida de pareja, un mayor tiempo. 

Por el contrario, los hombres y mujeres masculinas, en ausencia de una red de soporte social igual de estrecha, tendieron a aislarse y fallecieron mas pronto que el otro grupo.

La lección mas relevante de este hallazgo es apreciar a fondo la parte el comportamiento femenino que nos falta a los hombres y en particular, no únicamente, su mayor facilidad para socializar abiertamente con los demás - aludiendo, claro, a las mujeres femeninas.


- - - - - - - - - 
Si elegiste a las tres primeras SI y las tres ultimas NO, tienes preferencias femeninas
Si elegiste a las tres primeras NO y las tres ultimas SI, tienes preferencias masculinas - -

No hay comentarios:

Publicar un comentario