martes, 8 de septiembre de 2015

¿Tiene algo que ver nuestro éxito profesional con la longevidad y la salud a largo plazo?

La persistencia y el cultivar continuamente los intereses de uno, trabajando arduamente en el proceso, tiene que ver mas con nuestra longevidad y salud de lo que habíamos pensado.


Aquellos que desde pequeños se les clasificó como persistentes, dedicados y motivados tienen una esperanza de vida mayor en buena medida porque aprenden en el camino autocontrol, disciplina, dedicación y empeño. En esa misma ruta, casi todos ellos aprenden a llevar vidas mas saludables y a no depender del alcohol o del tabaco.

Aún sabiendo esto, la relevancia de la carrera que uno elige y el éxito que uno obtiene de la misma, parece tener también una fuerte influencia en la longevidad y la salud en el largo plazo. Por supuesto no es fácil separar estas influencias. Las personas con carrera y con el éxito profesional derivado de ellas, se han vuelto exitosas en buena medida por su persistencia, dedicación y auto motivación.

En general los datos indican que las carreras profesionales, seleccionadas por decisión propia, que permiten seguir una ruta de cada vez mayor profesionalización e ir aprovechando la experiencia ganada, son las carreras que brindan mayor posibilidades de fomentar la longevidad y la salud.

En contraposición a estas, las carreras, como ventas diversas, parecen ofrecer altos ingresos, pero no permiten comúnmente ir trazando una trayectoria de vida que permitan darle continuidad mas allá  de la jubilación.

La clave de la longevidad es el aprecio y la pasión por lo que uno hace. La dedicación sostenida por motivación propia, dependiente solo en parte de la remuneración económica. Las personas con carreras profesionales exitosas, tendieron a vivir 5 años más que sus contrapartes menos exitosos. De hecho las predicciones de longevidad o muerte temprana, se hicieron con base en clasificaciones de éxito profesional anticipadas por los investigadores mas de 30 años antes. Terman mismo hizo las predicciones de longevidad y el mismo no vivió lo suficiente para ver la validación de sus conjeturas.

Desafortunadamente los datos del estudio Terman, también indican que personas con carreras profesionales fallidas, de no encontrar los paliativos tales como un matrimonio feliz o intereses afuera de la carrera profesional, tienden a a sufrir alteraciones de salud o a morir a edades mas tempranas que el resto de sus colegas. 

En la anticipación de la muerte temprana, al menos mas temprana que sus contrapartes del mismo grupo de edad, las personas que suman una fallida carrera mas una carencia de dedicación, empeño y esmero en lo que hacen y en la vida en general, tienden a empeorar sus probabilidades de una vida larga y saludable. En el contexto del estudio de Terman, una muerte temprana se consideraba al fallecer antes de los 60. Aparentemente las expectativas de vida de un adolescente clasificado como desmotivado, desganado y sin ambiciones, si ayudaron a predecir el fallecimiento temprano de estas personas, más de 40 años después.

El elixir de la vida parece pues ser el empeño, la dedicación y el interés en lo que uno hace, aún desde pequeño, en su esfera profesional o su actividad primaria.  

Para confirmar esto conviene ver que pasó con las personas mayores de 70 años. los hombres y mujeres que se mantuvieron activos y productivos vivieron mas tiempo que aquellos que optaron por una vida mas relajada y libre de dedicación y esfuerzo. Abandonaron sus motivaciones y la vida los abandono a ellos y ellas. Esta persistencia del grupo longevo importo mas que sus relaciones sociales o su auto apreciación de que tan felices eran. Así pues no fueron los que se reportaban como los mas felices y relajados los que vivieron mas, sino los que se mantuvieron firmes en la actividad que habían seleccionado. Estas mismas personas persistentes mayores de 70, si tendieron a ser mas felices, mas saludables y mas longevas que sus contrapartes.


¿Cuales son algunas de las preguntas que puedes hacerte para saber si estás en tu ruta de vida de largo plazo?  Aquí se mencionan algunos ejemplos:
  • ¿Siento que el trabajo que realizo tiene mucho sentido?
  • ¿El éxito de mi carrera depende de mi esfuerzo y no de la suerte?
  • ¿Me apasiona el trabajo que hago? 
Si todas tus respuestas son negativas, es tiempo de hacer un alto en el camino y reflexionar sobre lo que sigue en esta trayectoria.





No hay comentarios:

Publicar un comentario