martes, 31 de octubre de 2017

La tendencia de las Micro Casas para jubilados

Debido a los costos de vida, las complejidades de vivir en una casa grande o mal diseñada, o debido a que se va requiriendo cada vez menos espacio, muchos jubilados alrededor del mundo han optado por vivir en las llamadas micro casas o Tiny Homes en inglés.

Las ventajas de las micro casas es que reduces tu espacio a lo mínimo necesario y a lo que realmente usas. Y como nuestros climas en América latina son en general bastante benignos, la opción de las micro casas es cada vez mas realista.



Otras ventajas es que puede agregar o quitar módulos conforme convenga porque la construcción puede ser completamente móvil, libre de cimientos, ladrillo y concreto, mucho mas ligera y autocontenida en lo que se refiere a electricidad y manejo de deshechos. La estructura completa puede ser de perfiles y tubulares metálicos, y en algunos casos, poco recomendables, de madera.

Pero cuando se piense en una micro casa para jubilados, también debe pensarse en la facilidad de movimiento dentro de la casa y los accesos. Un criterio fundamental es que las micro casa solo tengan una planta para vivir, aunque pudiesen tener un segundo nivel, de fácil acceso, para almacén.

Un criterio fundamental es que una micro casa para jubilados, tenga un esquema de mantenimiento y reposición de partes tan simple, que no se requieran manos expertas para darle mantenimiento o substituir partes, muebles, aparatos, etc.

Un esquema bastante simple se muestra en la figura de arriba, que muestra un plano ilustrativo de una micro casa de  4 x 8 metros. Es decir su planta es de 32 metros, sin incluir ningún espacio de jardín, aparcamiento, etc.

En principio puede parecer un espacio muy restringido, hasta que uno empieza a pensar seriamente cual es el espacio vital que uno realmente usa. En algunos casos la coina tendría que ser 2 o 3 veces mas grande, mi caso, y el espacio social dejarlo en el exterior o en un módulo aparte.

Otro asunto es el espacio social que uno puede requerir. Pero ahí se tiene que considerar el modo en que nuestra vida se organiza o se va a organizar. Uno puede pensar el espacio social como un semento aparte, tipo palapa cerrada o, si la situación lo requiere, puede uno pensar en una comunidad de microcasas que comparten servicios y espacios sociales o puede uno pensar en ubicarla en el jardín de un familiar, o en su propio jardín y rentar el resto, si se posee una casa que se quiere deshabitar.

El asunto es pensar en algo que se ajuste al espacio en el que queremos vivir y el tipo de entorno natural y social en el que quisiéramos compartir nuestra vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario