viernes, 3 de noviembre de 2017

4 razones de 10, para criar y cuidar nuestras propias gallinas, patos o pavos

Lo hemos hecho desde hace mas de 5000 años. Pero ahora, mas que nunca, hay que reiniciar. Cuidar de nuestras gallinas o patos.

Las razones para hacerlo ya sea como niños o como jubilados, son muchas. Algunas de esas razones para criar y consentir a nuestras propias gallinas o patos, hace referencia no solo a nuestra salud corporal, también alude a los beneficios psicológicos de criar a alguién en una relación simbiótica y mutuamente productiva.




Razón 1: criar gallinas o patos, nos obliga a tener un horario y compromiso con ellas que le da regularidad y motivación a cada día. A ellas y nosotros. Nos obliga, ya seamos unos niños de 10 o de 60, a pensar en los otros independientemente de aquello que nos preocupa o nos absorbe.  

Razón 2: criar a nuestras gallinas y patos nos hace más conscientes del entorno físico y emocional. Redirige nuestra atención a los ciclos naturales de la vida. Los amaneceres y los atardeceres. Las épocas de chapulines. Las áreas húmedas versus las secas. Los lugares preferidos de ellas para descansar o para pelearse. Las necesidades de otros para disfrutar su día.

Razón 3: criar a nuestras gallinas y patos nos ofrece la recompensa muy práctica, cada mañana de recoger sus huevos. Esa es su forma muy especial de responder a nuestros cuidados. Nada se iguala a saber de quien vino cada huevo y sentir la frescura y buena salud de nuestras gallinas bien cuidadas. No hay mejor ilustración de lo que significa una verdadera relación simbiótica y comprometida: "te cuido y me cuidas". "Te alimento y me alimentas"

Razón 4: criar gallinas y patos y pavos y otras aves, ayuda a desarrollar nuestra inteligencia emocional. Vamos aprendiendo a leernos unos a otros. Vamos aprendiendo a que hay un mundo afuera, lejos de nuestras preocupaciones cotidianas, que depende de nosotros y depende de nuestra buena vibra. Nuestras gallinas, si queremos, pueden convertirse en una razón mas de dar gracias cotidianamente a la vida y al enorme favor de ayudarnos unos a otros, en el lenguaje mas básico de la existencia: cuidados mutuos y cotidianos. De mi hacia ti, de ti hacia mi. Aleluya!

1 comentario:

  1. Muy buenas razones, la primera me mato porque me gustan los animales sin embargo soy muy malo con los horarios y rutinas, recordando cuando tenia era rutinario pero no lo sentía.

    ResponderEliminar