jueves, 21 de diciembre de 2017

Despertar el cuerpo. Despertar todo.

No hay opción: una madurez saludable requiere mantenerse ejercitando. 2:30 horas semana.



En muchos de los trabajos profesionales actuales, dedica uno la mayor parte del día a estar sentado. Y en la gran mayoría de los casos, vamos perdiendo la costumbre de ejercitarnos. A medida que van disminuyendo nuestras capacidades físicas, muchas veces se reduce el empeño y el esfuerzo por mantenernos aptos y activos. 

Como este asunto se ha convertido en problema nacional en los países con sistema de salud publica, entonces la carencia de esfuerzo y ejercicio personal, poco a poco se va convirtiendo en mas camas ($) o medicamentos ($) requeridos para atender a una población crecientemente enferma, débil, gorda y achacosa.

No hay país desarrollado que no esté atendiendo el problema de la gente que malentiende el descansar y el retiro como inacción y pereza. Pero los datos duros indican muy claramente las diferencias a largo plazo entre aquellos que ejercitan y aquellos que se aplastan en sus camas, sus sillones o sus hamacas.

La actividad física sostenida no solo permite activarnos al nivel de los músculos, sino también del corazón, del cerebro y de las emociones positivas y sensaciones de logro, que vienen con cada pequeño gran avance que vamos obteniendo.

Los estudios vía encuestas o estudios dando seguimiento a las personas, comparando personas sanas versus enfermas, personas que ejercitan y que no ejercitan, personas con cáncer o sin cáncer, han dejado claro los múltiples beneficios de una vida activa.

Los resultados de estas decenas de estudios se pueden resumir así:


  • Ejercitarse ayuda al cuerpo a combatir las enfermedades.
  • Ejercitarse reduce los riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Con solo 2:30 horas de ejercitación a la semana, se obtiene beneficios de recuperación de enfermedades y de recaídas en la misma enfermedad.
  • Los tratamiento para la ansiedad y la depresión tienen mejores resultados cuando la gente se involucra en ejercitarse, con lo cual se produce mas serotonina.
  • 2:30 horas como mínimo de ejercicio semanal, alcanzado una frecuencia cardíaca de 120 Latidos por Minuto (LPM), al menos durante una parte del ejercicio, es el nivel que produce mayores beneficios.
  • Aún sin alcanzar esos niveles de frecuencia cardíaca, 2:30 horas de ejercicio produce importantes efectos benéficos para la salud.
  • Los mas beneficiados por la ejercitación son los adultos mayores a 60.
  • En estudios realizados en Taiwan con 400,000 personas a lo largo de 8 años, estimaron que: por cada 15 minutos adicionales diarios de ejercicio arriba de los 15 minutos diarios como mínimo, se reducía la probabilidad de muerte por un 4%. Es decir si la ejercitación era de 45 minutos diarios la mortalidad, del grupo de 400,000, se reducía por 8%.
  • Un beneficio del ejercicio sostenido es que se oxigena mas activamente el cerebro, lo cual repercute en la reducción de los accidentes cerebro vasculares y en un cerebro más "despierto" - medido por tiempos de reacción, etc.
  • Personas con actividades físicas sostenidas (2:30 horas semana o más) y con frecuencias cardíacas arriba de 120 LPM al ejercitar, tienen una reducida probabilidad de sufrir  demencia senil.
  • En un estudio retrospectivo de pacientes británicos con cáncer, los causantes principales fueron: fumar, obesidad, exceso de consumo de carnes rojas, exceso de sal, exceso de alcohol y carencia de consumo de fibras.
En general una vida saludable no asegura al 100% que no se contraigan enfermedades o algún tipo de cáncer, pero la fortaleza del cuerpo para resistir y recuperarse, se incrementa notablemente gracias a una vida saludable y ejercitada. Y esto vale para personas de cualquier edad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario