martes, 14 de agosto de 2018

Veinte Mil Veces al Día. Respirar profundo.

Respiras un promedio de 20,000 veces al día. A la mayor parte de nosotros nos pasa desapercibido la importancia de este número. Mas aún, no advertimos la sutil y potente conexión que el respirar puede tener con muchos otros aspectos de nuestra vida y nuestros estados de salud.


Hay un hilo conductor que une a la Atención Plena (Mindfulness) con el Yoga y el Tai Chi: la respiración profunda y coordinada, ya sea con cada movimiento de nuestro cuerpo o con el foco de nuestra concentración en nosotros mismos.

A algunos nos llega la importancia de la respiración profunda cuando, en una cama de cirugía de emergencias, el mejor consejo que recibimos es: "respire profundo". Ahhhhhhhh. 

Entonces te das cuenta que no hay otras palabras que lleguen mas profundo, que el concentrarse uno en su respiración profunda y sosegada.

Concentrarse inicialmente en la respiración propia e ir descubriendo diferentes niveles de profundidad de respirar, es un paso inicial y la base de la Atención Plena (Mindfulness). 

El Yoga te pide lo mismo pero no en reposo, sino en posiciones que van conformando un paso pausado entre cada una de ellas, manteniendo a la respiración como guía y acompañante.


El Tai Chi, con su énfasis en una respiración coordinada y mucho mas activa, que forma parte del fluido de diferentes posiciones firmes pero relajadas, gira también alrededor de la respiración como base.

Es impresionante que después de 3000 años de existencia de disciplinas de integración cuerpo y alma, o cuerpo y psique, apenas estemos llegando a adoptar aquellas prácticas que en el oriente lejano se han practicado por siglos. 

Hoy sabemos con mayor certeza los beneficios a la salud de estas practicas que giran alrededor de la respiración y que tienen un demostrado impacto y beneficio en nuestra salud física y mental. También conocemos con mayor precisión el como favorecen la maduración y el envejecimiento sano. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario